Anticonceptivos hormonales como tratamiento para la menorragia

Menorragia es el término médico que se utiliza para denominar un sangrado menstrual intenso y abundante que puede durar más de una semana, y que se presenta varios meses consecutivos.

Esta condición que limita a la mujer en sus actividades cotidianas y que en ocasiones puede causar anemia por la gran cantidad de sangre que se pierde en los periodos menstruales, tiene diversas causas, y de ellas dependerá siempre el tratamiento que el médico recete.

Para algunas de las causas, el uso de anticonceptivos hormonales combinados es el tratamiento utilizado para controlar la menorragia. Estos anticonceptivos, que contienen, dos hormonas, el estrógeno y la progesterona, tienen tres mecanismos de acción para prevenir un embarazo no deseado:

Impiden que suceda la ovulación (la salida del óvulo maduro del ovario) al bloquear la síntesis de hormonas luteinizante y folículo estimulante.

Hacen que la secreción endocervical (una mucosidad que permite que los espermatozoides accedan al óvulo con mayor facilidad), se vuelva más espeso y viscoso, lo que dificulta la movilidad de los espermatozoides.

Y por último, la acción de las hormonas evita que el endometrio (el recubrimiento del útero que cada periodo se desarrolla para anidar a un posible óvulo fecundado) no se desarrolle lo suficiente.

Este es el mecanismo de acción que favorece las menstruaciones poco abundantes, y trata la menorragia. Cuando no sucede el embarazo, el endometrio se desprende de las paredes del útero y constituye el sangrado menstrual, pero al no haberse desarrollado lo suficiente, el sangrado será menos abundante. 

Algunos otros beneficios de tomar anticonceptivos hormonales combinados son: prevenir un embarazo no deseado, reduce el riesgo de padecer cáncer de ovario, de endometrio y quistes de ovario, reduce la presencia de acné, modera los cólicos menstruales y el síndrome premenstrual (SPM) y regulariza los periodos. 

Es muy importante consultar al médico antes de tomar cualquier medicamento, y en caso de menorragia, conocer la causa. Por otra parte, si una mujer que padece menorragia quiere quedar embarazada, debe consultar a su médico para que le ofrezca una alternativa de tratamiento que no sea anticonceptiva.


Notas relacionadas
Aviso de privacidad

Cookies en esta página

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de acuerdo a sus intereses. Para continuar navegando debes aceptar el uso de estas cookies.

Aceptar