Preguntas frecuentes

Periodos híper abundantes

Preguntas frecuentes

PREGUNTAS FRECUENTES


¿Cómo sé si tengo flujo híper abundante?

La menstruación de cada mujer es diferente en regularidad, frecuencia y cantidad de sangre perdida al mes. Es difícil determinar si se tiene una menstruación copiosa pero dentro de lo normal, o si es tan abundante que limita la vida diaria de la mujer.

Se considera menorragia a un sangrado menstrual intenso, prolongado y/o abundante, en el que la pérdida de sangre es mayor a 80 mililitros, que limita a la mujer en sus actividades cotidianas y en ocasiones puede causar anemia.

Si crees que puedes padecer de flujo híper abundante, marca con una X cuáles de las siguientes características describen tu menstruación en la mayoría de los meses

1. Tu menstruación se prolonga por más de siete días, tomando en cuenta desde el primero hasta el último día del sangrado
2. Durante dos o tres días es necesario cambiar tu toalla (anatómica/delgada) o tampón cada hora
3. Llegas a usar simultáneamente toalla y tampón
4. Es necesario cambiar de toalla al menos una vez durante el sueño
5. Usas toallas nocturnas durante el día
6. Presentas coágulos mayores a una moneda de cinco pesos
7. Tienes ansiedad o miedo por mancharte la ropa o que se note que estás en tus días
8. Durante el tiempo que dura tu periodo limitas tus actividades cotidianas y evitas salir con amigos, hacer deporte o incluso faltas a la escuela o trabajo
9. Durante tu regla, o en cualquier momento del mes, sientes cansancio o dificultad para respirar

Si contestaste que sí a más de dos de estas preguntas, probablemente padeces flujo híper abundante o incluso menorragia y es necesario que visites al especialista para confirmar o descartar esta condición.


¿Por qué sucede el flujo híper abundante?

En muchas ocasiones se desconoce por qué se presenta en algunas mujeres y en otras no. Incluso a veces no es posible determinar la causa en una mujer que lo padece.

En cada ciclo menstrual el endometrio, es decir, el tejido que se desarrolla cada mes dentro del útero para implantar el óvulo si fuera fecundado, al no suceder esto se desprende y sale por la vagina; esto constituye el sangrado menstrual.

En la mayoría de los casos de flujo híper abundante, por diversas razones, el endometrio se desarrolla en exceso: se hace demasiado grueso y genera mucho tejido que al desprenderse causa un sangrado muy copioso y prolongado.


¿Qué lo causa?

La menorragia o flujo híper abundante, puede tener su origen en causas desconocidas o en algunas de las siguientes.

Condiciones naturales: como los cambios hormonales que una mujer puede experimentar durante la menopausia, la recuperación post – parto, o porque es la normalidad del cuerpo de cada mujer.

Desequilibrio hormonal: cuando existe un desequilibrio entre las hormonas estrógeno y progesterona, el endometrio se puede desarrollar en exceso. El desequilibrio hormonal puede ser causado por anomalías como síndrome de ovario poliquístico, el síndrome metabólico con resistencia a la insulina, la obesidad o algunos problemas de tiroides.

Anovulación o disfunción de los ovarios: cuando el ovario no libera un óvulo durante el ciclo menstrual, el cuerpo no produce suficiente hormona progesterona, que regula la formación del endometrio, lo que puede causar un sangrado menstrual muy copioso y abundante.

Por otro lado, los tumores benignos como los fibromas o pólipos en el útero, pueden provocar sangrados menstruales intensos o prolongados.

Endometriosis y adenomiosis: estos padecimientos se caracterizan por la invasión de tejido endometrial en zonas que no debiera estar. Ejemplo: fuera del útero o en su pared muscular, que causa un sangrado intenso y doloroso.

Medicamentos: algunos medicamentos como antiinflamatorios, hormonales o anticoagulantes, pueden favorecer el sangrado menstrual intenso o prolongado.

Algunas otras causas menos frecuentes de la menorragia, pero que deben ser atendidas de inmediato por un médico, son: aborto espontáneo, embarazo ectópico o cáncer.


¿Qué tan frecuente es?

El sangrado menstrual híper abundante es uno de los padecimientos más reportados a los médicos. Afecta a más de 10 millones de mujeres en los Estados Unidos anualmente. A nivel global, afecta entre el 15 y 20% de las mujeres en algún momento de su vida. Por otra parte, el 28% de las mujeres reportan en sus consultas médicas que consideran excesivos sus sangrados menstruales.

A pesar de que es tan frecuente no se habla tanto de esto de forma abierta, ya sea por vergüenza o por pudor. Pero debes saber que son muchas más mujeres de las que crees que sufren de menorragia y que sus vidas se ven impactadas mes con mes. ¡No estás sola!


¿Cómo puedo sobrellevar mi periodo abundante?

Debes saber que la menorragia es bastante común en jóvenes durante los dos años posteriores a su primera menstruación y durante la perimenopausia, es decir, en mujeres mayores de 40 años que se acercan a la menopausia.

Ante todo, es importante que acudas a un médico ginecólogo que confirme o descarte este problema y, dependiendo  de la paciente, encontrar las causas y ofrecer un tratamiento.

En este blog encontrarás información especializada acerca de este padecimiento, además te mostraremos los mejores productos higiénicos especialmente diseñados para el flujo abundante. De esta manera, formarás parte de una comunidad de mujeres que encaran su situación sin vergüenza ni accidentes y amando, conociendo y respetando su cuerpo tal cual como es, sin importar que tengas o no menorragia.

Aviso de privacidad

Cookies en esta página

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de acuerdo a sus intereses. Para continuar navegando debes aceptar el uso de estas cookies.

Aceptar