Menopausia

MENOPAUSIA


¿Qué es la menopausia?

La palabra menopausia se refiere a la última menstruación de una mujer, que es cuando el climaterio inicia y se caracteriza por los cambios que experimenta antes, durante y después de la menopausia, lo que representa el fin de su fertilidad.


¿Cuánto dura la menopausia?

Cada mujer es diferente y por lo tanto sus tiempos serán distintos, pero por regla general el tránsito al climaterio toma un par de años. Una vez que ha pasado un año sin que se presente la menstruación, se puede decir que una mujer está en el climaterio. A partir de entonces, pueden pasar alrededor de 5 años para que algunos de los síntomas desaparezcan, pero otros serán permanentes.


¿Cuándo puedo esperarla?

En la mayoría de las mujeres suele ocurrir entre los 45 y los 55 años de edad.


¿Qué es normal esperar durante la perimenopausia?

En la perimenopausia, que es la transición a la menopausia, una mujer regularmente comenzará, entre los 40 y 50 años a tener menstruaciones irregulares, que pueden ser más abundantes o escasas que antes.

Los sintómas físicos más comunes que se presentan en esta etapa son bochornos, resequedad y pérdida de flexibilidad vaginal, descenso del impulso sexual y dificultad para la concentración.

Emocionalmente una mujer puede también puede presentar síntomas como irritabilidad, cambios de humor, ansiedad o tristeza, que aunados a la idea errónea de que la menopausia es el fin de la juventud y el inicio de la vejez, pueden ir acompañados por sentimientos de baja autoestima y depresión.


¿Cómo puedo sobrellevar los síntomas de la menopausia?

La menopausia puede causar problemas emocionales derivados del descenso de los niveles hormonales y también por ideas erróneas en torno a la juventud y la belleza. Sin embargo, es importante mantener una actitud positiva valorando las cosas buenas que trae esta nueva etapa; por algo dicen que la vida empieza a los cuarentas y están en el mejor momento de su vida.

Para transitar este periodo es fundamentar estar acompañada por un ginecólogo de confianza, con quien podrá decidir tomar algún medicamento para disminuir los síntomas más incómodos y quien le podrá solicitar estudios para evaluar su estado de general y conservar su salud.


¿Cuándo debería ir al ginecólogo?

Durante toda la vida. Sobre todo a partir de inciar la actividad sexual y hasta el inicio de la perimenopausia y el climaterio. Es muy importante hacerse chequeos ginecológicos una vez al año, de esta manera junto con tu médico podrán conocer los pros y contras del tratamiento de sustitución hormonal y aminorar los síntomas de la menopausia.

Embarazo

EMBARAZO

La maternidad es un gran cambio en la vida de cualquier mujer, mientras dentro de ella crece un nuevo ser, su cuerpo y mente sufren modificaciones muy importantes, algunas irreversibles.

Duarante el embarazo hay distintos factores que la pueden alterar el nivel de ansiedad y preocupación, ¿cuáles son? Las principales son las expectativas de su próximo bebé, su salud, la adaptación familiar y situaciones económicas.

Si a esto le añadimos el aumento en los niveles de hormonas puede derivar una inestabilidad emocional y cambios bruscos de humor, pero tranquila, es normal y se atenúa con la ilusión que traé el nuevo bebé.


¿Qué pasa si presento sangrado en el embarazo?

En ocasiones algunas mujeres tienen un ligero sangrado vaginal, unas pocas gotas, sobre todo durante las primeras semanas del embarazo. Este manchado durante el primer trimestre puede ser causado por relaciones sexuales, una infección, la implantación del embrión en el útero, por cambios hormonales o en el cuello del útero y esto generalmente es normal, aunque siempre es recomendable informar al médico tratante.

Sin embargo, un sangrado más abundante durante inicio del embarazo sí puede ser signo de un aborto espontáneo, de un embarazo ectópico o molar, de anomalías en la placenta u otras complicaciones.

El sangrado a partir del segundo trimestre del embarazo pueden ser síntomas de un parto prematuro, placenta previa o desprendimiento de placenta, o raras ocasiones ruptura uterina que también debe ser tratado por su médico.

En cualquier momento del embarazo si hay un sangrado vaginal que requiere el uso de una toalla íntima, es fundamental consultar inmediatamente al gineco-obstetra, y prestar atención a la cantidad de flujo, el color de la sangre y si se presenta con coágulos o acompañado con dolor u otros síntomas.


¿Hay sangrado después del parto?

Se le conoce como loquios, que es un sangrado vaginal que puede durar varios días y sucede inmediatamente después del parto o la cesárea. Inicialmente son rojos como una menstruación y copiosos, pero después de una semana aproximadamente, se tornan más pálidos y finalmente marrones.

Este sangrado es resultado del desprendimiento de la placenta en el parto y en embarazos normales tiente a durar alrededor de 15 días. En caso de haber tenido un embarazo múltiple, un bebé muy grande o exceso de líquido amniótico, esta etapa puede prolongarse más. Pero es importante estar alerta, ya que si se nota alguna hemorragia o su olor es intenso, es importante consultar al médico.


¿Cómo sucede un aborto espontáneo?

Un aborto espontáneo es cuando el feto muere antes de la semana veinte del embarazo, aunque la mayoría de estos sucede entre las semanas ocho y diez. Generalmente un aborto espontaneo no es causado por algo que haya hecho la mujer, como tener relaciones sexuales, hacer ejercicio o trabajar.

Con frecuencia estos suceden debido a anomalías en los cromosomas del óvulo fecundado, diabetes grave, alguna infección, anomalías en el útero o placenta y abortos espontáneos anteriores.

Hay algunos signos que nos vítales tener en cuenta para saber si se trata de un aborto: sangrado vaginal, dolor o cólicos en el abdomen y/o la parte inferior de la espalda, fluidos o tejidos que salen por la vagina. En cuanto se presente algún sintoma, es necesario acudir el médico inmediatamente.

Anticonceptivos

ANTICONCEPTIVOS


¿Cuál es método anticonceptivo adecuado para mí?

Como nunca antes, las mujeres conocen sus derechos y exigen la posibilidad de ejercer y disfrutar de su sexualidad de forma libre y responsable. Dado esto, es de suma importancia que se tenga a la mano los principales métodos anticonceptivos, que en conjunto con el médico ginecólogo, pueden elegir el adecuado.


¿Cuáles son los tipos de métodos anticonceptivos?

Se han desarrollado distintos métodos anticonceptivos que satisfacen distintas necesidades según el interés de cada mujer, es por eso que existen 4 grandes rubros: hormonales, de barrera, definitivos y de urgencia.


Métodos hormonales

Estos se catalogan según su duración.  Las pastillas, inyecciones, parches y el anillo anticonceptivo son de corta duración. Los implantes y dispositivos intrauterinos hormonales son de larga duración.

Estos métodos impiden que el ovario libere un óvulo por la acción de la progesterona o de la combinación de estrógeno y progesterona. Algunos de ellos también hacen que el moco cervical se vuelva más espeso lo que reduce las posibilidades de que los espermatozoides avancen o impiden que el endometrio se engrose demasiado lo que disminuye las menstruaciones muy abundantes y los cólicos.

Estos métodos utilizados adecuadamente ofrecen una eficacia de 90% por lo que son muy seguros, sin embargo, no protegen contra enfermedades de trasmisión sexual.

Por otro lado, estos métodos pueden causar algunas reacciones adversas, ante las cuales es necesario consultar con el médico. Las más comunes pueden ser nódulos en los senos, dolor de cabeza intenso, migraña, dolor en las piernas, en el abdomen o en el pecho, dificultad para respirar y ojos amarillos.


Métodos de barrera

Estos son el condón femenino y masculino, el diafragma o el capuchón cervical, que funcionan impidiendo que los espermatozoides lleguen al óvulo para fecundarlo.

El condón utilizado correctamente, además de proteger embarazos, te ayuda a disminuir la posibilidad de ser contagida de enfermedades de trasmisión sexual como el VIH o el virus de Papiloma Humano.

El riesgo más importante del uso del condón es que éste se rompa, por lo que es muy importante colocarlo adecuadamente, evitando que quede dentro una burbuja de aire. Algunas personas también pueden se alérgicas al condón de latex, por lo que es de suma importancia acudir al médico en caso de notar alguna reacción.


Métodos definitivos

Son permanentes y están pensados en personas que ya tienen hijos y no desean más o que están seguros de que no quieren ser padres.

Para las mujeres la salpingoclasia (ligadura de trompas) consiste en la oclusión, con diferentes técnicas, lo que impedirá que un óvulo viaje hacia el útero para ser fertilizado. Por su parte la vasectomía para los hombres consiste el corte de los conductos que llevan a los espermatozoides a unirse con el semen, de modo que, aunque él seguirá eyaculando,  su deseo y capacidad sexual se mantendrán como antes, pero no podrá embarazar a una mujer.


Pastilla del día siguiente

La pastilla del día siguiente no es un método anticonceptivo habitual, es una forma de evitar el embarazo una vez que tuvo lugar la relación sexual sin protección.

Incluso en caso de tener un inconveniente con el condón o  violación, la pastilla del día siguiente es ideal si es utilizada de forma temprana y adecuadamente. Ésta puede ser muy eficaz para prevenir un embarazo no deseado, pero es importante no utilizarse como un método anticonceptivo cotidiano.

Mi primer periodo

MI PRIMER PERIODO

A la primera menstruación se le llama menarca y suele suceder entre los 9 y los 15 años de edad. Este es un momento transcendental en la vida de cualquier mujer ya que marca el inicio de una nueva etapa en su vida fértil que durará alrededor de 40 años.

No es posible saber exactamente en que momento se presentará la primera menstruación en una joven, pero sucede aproximadamente dos años después de que los pechos comienzan a desarrollarse y un año después de que le aparece el vello púbico. El síntoma inequívoco de que ya está muy cerca ese momento es la salida de flujo vaginal blanco o amarillento.

Algunos signos de que se acercan las menstruaciones subsecuentes son inflamación y sensibilidad de los senos, dolor en la parte baja del vientre, la espalda, dolor de cabeza, alteraciones en el patrón del sueño, cambios de humor o irritabilidad, granos o acné, diarrea o náuseas, que en conjunto se denominan Síndrome Premenstrual (SPM).


Cambios en tu periodo

A lo largo de toda la época fértil, el periodo y los síntomas que lo acompañan pueden cambiar. Particularmente durante los dos primeros años después de la menarca ya que pueden ser ser irregulares, o incluso no presentarse en un par de meses y esto es normal.

Las variaciones pueden ser en la periodicidad, la abundancia del sangrado, los días que dura, etc. ¿Cúal es la razón? Las hormonas se están ajustando y el ciclo menstrual depende de ellas.

Sin embargo, se debe prestar atención en caso de tener menstruaciones abundantes, necesidad cambiar la toalla íntima cada hora, o la prolongación del sangrado por más de ocho días. En estos casos es importante consultar a un especialista, ya que estos pueden ser síntomas de alteraciones de la menstruación como la menorragia o la endometriosis.


¿Qué es el Síndrome Premenstrual?

Antes y durante la menstruación es probable que se presente una serie de síntomas que en su conjunto se denominan Síndrome Premenstrual (SPM). Estos consisten en tener senos inflamados y adoloridos, acné, distensión abdominal y aumento de peso, dolor de cabeza o en las articulaciones, aumento del apetito, irritabilidad, tristeza, crisis de llanto y depresión.

Los analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno pueden ser útiles para aliviar los cólicos, los dolores de cabeza, espalda o en los senos. Hacer ejercicio, dormir suficiente y evitar la sal, la cafeína y el alcohol puede también ayudar.


¿Qué esperar de las visitas al ginecólogo?

No hay una regla general respecto de la edad en que se debe acudir al ginecólogo por primera vez, pero un buen momento es cuando una adolescente presenta su primera menstruación. Aunque no es estrictamente necesario en términos de salud, es una buena oportunidad para iniciar una comunicación abierta con el médico, despejar sus dudas, conocer signos de alerta, aclarar algunos mitos acerca de la menstruación, la fertilidad, la virginidad, la anticoncepción y las relaciones sexuales, además de aprender cómo debe hacerse una auto-exploración mamaria.

Dependiendo del criterio de cada médico y de la situación particular, además de lo antes mencionado, el especialista podrá realizar un examen físico general, pélvico, una citología (Papanicolau), una exploración de mamas y/o un ultrasonido pélvico.


¿Cómo hablar con mi hija de la menstruación?

Para muchas mujeres resulta difícil y vergonzoso hablar de temas relativos a lo sexual, como la menstruación, las relaciones sexuales, la excitación sexual, el embarazo, etc. Sin embargo, es transcendental vencer esos miedos y que puedas tener una comunicación lo más abierta posible con tu hija, hablando los temas de la manera más natural.

Para esto es necesario entender que tanto las funciones fisiológicas como las sexuales son absolutamente normales y parte íntimamente relacionada con el hecho de ser mujer. Una forma para iniciar el diálogo puede ser preguntar qué es lo que sabe. Habiendo escuchado su respuesta, es recomendable despejar sus dudas, aclarar los mitos que pueda haber escuchado por ahí, sin regaños ni juicios.

Es importante hablarle no solamente de aspecto fisiológico, sino también de lo que las mujeres pueden sentir emocional y físicamente ante el hecho. También puedes platicarle de tu propia experiencia con tu periodo en la adolescencia, puedes reírte con ella de algún accidente que te haya pasado, para quitarle la solemnidad y vergüenza al tema.

Lo más importante es que ella sienta que la menstruación no es una carga ni un problema, sino un signo de salud y la posibilidad de que, si quiere, cuando tenga edad, puede gestar un hijo dentro de ella. Por último, evita que ella se sienta juzgada, recuerda que es adolescente y está buscando su propia identidad separada de ti.

El ABC del periodo

EL ABC DEL PERIODO


¿Qué es la menstruación?

La menstruación forma parte de nuestro ciclo menstrual, que es la preparación que mes a mes hace nuestro cuerpo para implantar un óvulo fecundado dentro de nuestro útero. Éste se recubre de un tejido llamado endometrio y si no hay embarazo, se desprende dando lugar al sangrado menstrual.

La sangre menstrual está compuesta de agua, células muertas y tejido del endometrio, lípidos, proteínas, hormonas y células madre.

  • Ciclo menstrual

Para que entender mejor lo que sucede, explicaremos paso a paso el ciclo menstrual completo.

  1. Fase folicular

Cuando los niveles de hormonas progesterona y estrógeno desciende se produce el desprendimiento del endometrio, y tiene lugar el sangrado menstrual. Simultáneamente, se produce la hormona folículo estimulante lo que favorece la maduración de un folículo que contiene un óvulo nuevo dentro del ovario.

  1. Fase ovulatoria

A la mitad del ciclo aproximadamente, los niveles de estrógeno aumentan y se produce hormona luteinizante que causa la salida del óvulo del folículo más maduro, para trasladarse hacia el interior del útero a través de la trompa de Falopio, donde puede ser fertilizado por un espermatozoide e implantado en el endometrio. Es lo que conocemos como los días fértiles.

  1. Fase lútea

En esta fase se produce la hormona progesterona continua preparando el endometrio en caso de que se implante un óvulo fecundado. En caso de no suceder, el folículo que desprendió se contrae, lo que hará que desciendan los niveles de estrógeno y progesterona; favoreciendo  entonces el desprendimiento del endometrio y finalmente dando lugar a la siguiente menstruación.


¿Cómo saber si mi periodo es normal?

Cada mujer es diferente y su periodo también, además de que sus características pueden cambiar al paso del tiempo.

Por lo general la menstruación se presenta cada 21 a 35 días. La cantidad de sangre puede ser desde muy poca o hasta 80 mililitros, con o sin dolor y durar un par de días o toda una semana y aun así puede considerarse normal.

En las adolescentes el sangrado menstrual puede ser más largo, frecuente e irregular, pero al cabo de dos años éste tiende a acortarse y regularizarse.

En caso de tener durante los tres primeros días un cambio de toalla cada hora, el flujo sea igual de abundante duntante siete días o más, se presente antes de cumplir los 21 días después de la última mentruación o sea muy dolorosa, es necesario que consultes con tu médico.


¿Qué rutina de higiene intima debo tener?

Tengas o no la menstruación es importante llevar una higiene intima adecuada, ¿en qué consite? En lavar tu área genital de forma externa en el baño diario, con agua tibia y jabón neutro y enjuaga abundantemente.

Evita las duchas vaginales (salvo prescripción médica). Durante la menstruación, cambia con frecuencia la toalla íntima, báñate todos los días y después de hacer ejercicio, cambia diario de ropa interior y evita las prendas muy ajustadas.


¿Cuándo debería ir al doctor?

No hay una regla general respecto de la edad en que se debe acudir al ginecólogo para iniciar las revisiones periódicas, pero es importante acudir si se presentan menstruaciones muy dolorosas, abundantes o prolongadas, la ausencia de sangrado menstrual después de dos años de haberse iniciado, así como ante la presencia de nódulos o dolor en la mama.

De igual forma si se planea iniciar con relaciones sexuales es muy importante acudir para que junto con el especialista pueda elegir un método anticonceptivo adecuado.

Aviso de privacidad

Cookies en esta página

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de acuerdo a sus intereses. Para continuar navegando debes aceptar el uso de estas cookies.

Aceptar