Cómo mantener una higiene menstrual adecuada

Si bien la menstruación es un signo de salud para las mujeres y es algo que nos acompañará prácticamente toda la vida, puede implicar incomodidades como inflamación, dolor, manchas en la ropa, entre otras. Durante estos días de sangrado menstrual las mujeres debemos ser especialmente cuidadosas con nuestra área genital.

¿Qué pasa en el cuerpo durante estos días?

Cuando una mujer no está en su periodo, el cuello del útero se encuentra bloqueado por mucosidad, pero cuando llega la ovulación la parte inferior del útero da acceso a los espermatozoides y la menstruación para permitir que el flujo salga de nuestro cuerpo; es por esto que durante la menstruación se incrementa el riesgo de que una bacteria pueda desplazarse dentro del útero y la cavidad pélvica.

El subdirector de Ginecología y Obstetricia del Instituto Nacional de Perinatología, Norberto Reyes Paredes señala que, en México, aproximadamente 30% de las consultas ginecológicas que se brindan se debe a infecciones vaginales, ya que por lo menos una vez en la vida, las mujeres han padecido alguna de ellas.

¿Sabes cómo puedes evitar infecciones? 

Para sentirte fresca y mantenerte saludable durante la menstruación, te recomendamos tener los siguientes hábitos:

  • Cambia con frecuencia la toalla íntima o tampón
  • Báñate todos los días, enjuagando tu zona íntima. 
  • Cambia a diario de ropa interior
  • Usar ropa interior de algodón, ya que este tipo de tela no guarda humedad y te ayudará a tener una piel sana. 
  • Evita las prendas muy ajustadas, o que te hagan sudar

¿Cuándo debes acudir al médico?

El olor vaginal es diferente en cada mujer y varía según el momento del ciclo en el que se encuentre y otros factores como la alimentación o la edad. Pero éste debe ser suave, no alcanzar a percibirse a más de 40 centímetros de distancia y no debe ser desagradable; si se percibe un olor como a pescado echado a perder u otro olor fuerte y molesto, se debe consultar a un médico porque puede tratarse de una infección vaginal. 

Más allá de la higiene durante la menstruación, se debe tener cuidado diario; para lavar tus genitales en el baño utiliza agua tibia y jabón neutro. Lava de forma externa y enjuaga abundantemente, asegurándote de que no queden rastros de jabón entre los pliegues. 

Evita a toda costa las duchas vaginales (salvo prescripción médica). La vagina cuenta con un delicado equilibrio de bacterias que la mantienen saludable y sus mucosas y tejidos libres. Por último, recuerda que siempre hay que limpiarse de adelante hacia atrás para no arrastrar bacterias hacia el área vaginal. 

Recuerda que estar informada te ayudará a conocer mejor tu cuerpo y notar si algo no está bien, si deseas conocer más sobre el tema, visita: https://mia-periodoabundante.com/ el  sitio de la primera toalla femenina especializada en el flujo híper abundante que busca propiciar una revolución menstrual y romper tabús.  

 


Notas relacionadas
Aviso de privacidad

Cookies en esta página

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de acuerdo a sus intereses. Para continuar navegando debes aceptar el uso de estas cookies.

Aceptar